sábado, 20 de agosto de 2011

Capítulo 4: ¿Una víbora?

Carmen y Alicia están delante de mí, ambas con un vaso de granizado en la mano suspendido en el aire. La camarera se acerca a nosotras.
-¿Queréis algo más, chicas?
-¡No!- decimos las tres al unisono sin nisiquiera mirarla.
La camarera se aleja sacudiendo la cabeza.
Carmen deja su vaso encima de la mesa.
-No me lo creo.
-Yo tampoco...
Alicia, sin embargo da un buen trago.
-¿Y después ¿Y después?
-Pero si decís que no me creéis...
-Bueno, tú cuéntanoslo de todos modos, sí, ¡sea como sea nos encanta!
Cabeceo. Carmen no tiene remedio, es demasiado curiosa.
-Vale, vale, ¡pero que quede claro que todo es verdad! En fin, ¿por dónde iba?
-¡Te estaba besando!- me dicen las dos a coro.
-Ah, sí...Claro
De modo que regreso a la cueva. Oscuridad. Parece una película. Y siento que me estrecha entre sus brazos con fuerza, con más fuerza aún... Y yo lo abrazo. Y él desliza su mano por debajo de mi  camiseta, pero por detrás, por la espalda. Y no me molesta. Me siento extrañamente serena. Me gusta estar entre sus brazos..., pero permanece quieto, no se mueve, no sube para desabrochar mi pequeño sujetador. Ahora no, por lo menos. Empieza a acariciarme, eso sí. Y sigue besándome. Después se aparta un poco y me pasa la lengua por los labios. Siento como si me picotease y justo entonces su mano empieza a subir por mi espalda, lo sabía... Pero no me preocupo. De repente oímos unos pasos apresurados. Nos separamos y miramos hacia la entrada de la cueva. Isabel pasa corriendo por delante de la puerta. Corre cada vez más deprisa, fuera, entre la hierba alta y, de repente, ¡se cae al suelo!
-¡Ahhhhh!-grita con todas sus fuerzas-. ¡Socorro! ¡Ay! ¡Ahhh!- y sigue gritando.
Pasados unos segundos llega el vigilante y la ayuda.
-¿Qué te ha pasado? ¿qué te has hecho?
Isabel le enseña la mano.
-Me ha mordido un animal aquí, me hace un daño tremendo, era una serpinete, ha sido una víbora, moriré, ¡socorro! ¡Socorro!-dice chillando y pateando.
El vigilante la coge el brazo, le aprieta la muñeca co ambas manos y los dos desaparecen detrás de los árboles. ¡Ya no podemos verla! Jaime y yo nos miramos durante unos segundos.
-¡Ven, vamos!
Corremos hacia la salida de la cueva y, una vez fuera, apenas nos da tiempo a ver el viejo Seiscientos que dobla la esquina. Unos instantes después llegan Roberto y Tania.
- Pero ¿dónde estábais?
-En la cueva.
-¿en la cueva? ¿En serio?-Roberto no nos cree-. ¿Y se puede saber qué hacíais?
Nos miramos fugazmente, acto seguido Jaime le da un empujón a Roberto.
-¿y qué se supone que deberíamos hacer? ¡Estábamos escondidos!
-Ah, bueno.-dice sin creérselo mucho- ¿Habéis visto al vigilante? ¡Se ha llevado a Isa! ¿Qué hacemos?- grita después alarmado.
-Nosotros hemos visto como se caía, y decía que la había picado una víbora...¡pero es imposible!
-Sí, es imposible que aquí halla víboras, habrá sido otro bicho- continúa Jaime.
-Además las víboras no salen por la noche- añade Tania.
-¿Y si es verdad?-pregunta Jaime todavía alarmado.
-Bueno, puede que lo sea, eso es lo que ha dicho, y el vigilante le apretaba el brazo con todas sus fuerzas, quizá para que el veneno no pasase a la sangre.
Tania se encoge de hombros.
-Bah, ni siquiera el vigilante sabe de qué va la cosa. Como muchohabrá sido una culebra
Jaime y yo nos miramos.
-¿Eh?-incluso con cierto asco-¿Una culebra?
-Sí, una culebra, muerden, salen también al atardecer y no son venenosas.
-Ah, claro.
-Sea como sea, volvamos a la entrada del pueblo, está oscureciendo.
De modo que echamos a correr por el camino por hasta que llegamos a un bar que hay en la entrada.
Cuando entramos, jadeantes, vemos a un montón de gente alrededor de una mesa. Isabel está echada encima de ella. Parece medio muerta. Pero luego, cuando nos acercamos, nos damos cuenta de que en realidad está medio viva. Llora y sorbe por la nariz y se aprieta la mano. Un señor que está allí cerca le ha pinchado en un brazo, debe de ser médico.
-¡Bueno, ya está!-dice acariciándole el pelo y despeinándola mientras Isa esboza una sonrisa-. Así nos evitamos posibles problemas...
Echa la jeringuilla en una papelera cercana.
Y yo me pregunto: ¿porqué cada vez que unos está mal y luego sale bien o, en cualquier caso sobrevive o, en fin supera el drama, todo el mundo te despeina? Porque, además, puede que incluso estés sudado y, sea como sea, ami me melostaría que alguien a quien no conozco me alborotase el pelo. En fin. Después se aproxima un tipo que está siempre en el bra, y que lleva desde diempre trabajando allí, y coge la mano a Isa.
-¡Enseñamela!
Mira el punto donde mi amiga asegura que le ha mordido la serpeiente. El hombre sonríe y sacude la cabeza, y coloca poco a poco el brazo de Isa junto a su costado.
-Puedes levantarte ya, no corres ningún peligro, te ha picado una culebra. -Después se dirige al vigilante-: Hemos desperdiciado una ampolla de antídoto.
Tania extiende los brazos y mira hacia nosotros.
-¿Veis? ¿Qué os e dicho? Una culebra. Y el vigilante ni siquiera se había dado cuenta...
-Pero ¿cómo podía saberlo si no reconocía la mordedura?
-Bastaba que Isa le dijese si tenía la pupila vertical o redonda.
¿Quién, la serpiente?
-¡Si!
-Estás como una cabra. A ver si lo entiendo, uno se cae, le muerde una serpiente y, según tú, ¿qué debe hacer? ¿Cogerla y abrirle un ojo para ver cómo lo tiene?
-¡Claro! ¡Porque, en caso de que la pupila sea vertical, se trata de una víbora! De todas formas la mordedura no te la quita nadie... ¡pero así sabes de qué animal se trata!
Interrumpo mi relato. Carmen se echa a reís y cabecea.
-Esa Tania es una tía absurda.
Alicia se muestra de acuerdo.
-Sí, tú conoces a todas.
Carmen remueve el granizado, a continuación coge un pococ con la cucharita y se la mete en la boca. Después vuelve a hundirla en el vaso y lame de nuevo la punta.
-Y luego, ¿qué pasó?
-Perdone-dice Alicia-, ¿me trae uno de estos?-dice señalando la lista-. Delicias de chocolate negro.
-¡Ali!
Oye, lo quiero probar, alomejor no me gusta y lo dejo.
-Ya veo, pero ¿y si te gusta? ¡Engordarás!
-Lo sé, pero, de todas maneras, a partir de la ssemana que viene empiezo de nuevo con la gimnasia
La miro y doy un sorbo a mi capuccino.
En cualquier caso ya lo ha pedido y además la camarera se lo ha traído enseguida. Oh, jamás ha sido tan rápida, a veces tarda una eternidad en servir incluso las cosas más sencillas,  qué sé yo, una Coca-Cola, por ejemplo, pero este no ha sido el caso, esta vez lo ha traído en un abrir y cerras de ojos. Tengo la impresión de que ha estado escuhando nuestra conversación. De todas formas , Ali no se lo piensa dos veces. Para ella equivale a un gran cartón de palomitas con mantequiila cuando está viendo una película en el cine, solo que esta es mi historia. Y la disfruta todavía más. Pureba uno detrás de otro todos los distintos tipos de chocolate, todos no, ¿eh?, es lista, primero mordisquea un trozo que, después, deja en el plato para comprobar cuál le conviene comer en último lugar, ¡el famoso manjar del rey!
-¿Entonces, Marina? ¿Qué pasó después con Jaime?
-Eh, per ¿qué esperas? ¿Una película porno?
-¡Quizá!
-Vete a la... ¡Puedes considerar un milagro que lo besase!
-Anda ya...
-¡Que sí!
Vaya con mis amigas, ellas tan tranquilas. ¡Qué más les da! Tanto la una como la otra archivaron el capítulo del beso el verano pasasdo. O, al menos, eso fue lo que me dijeron. Sea como sea, para ellas debió ser más fácil.
Pero lo que sucedió depués, a mediados de Agosto tampoco les sucedió a ellas...


Bueno... y aqui se acaba el capítulo cuatro! espero que os haya gustado! pero me ha salido un poco chuchurrio! U.U
En el siguiente capítulo contaré la última parte dela historia de Marina y Jaime, espero no defraudaros!
Besitoos!
Y comentar pliiis! :)

6 comentarios:

Luz.. dijo...

hola!!! soy nueva aqui....
me gusta tu blog, aun no lei la nove pero te prometo ponerme el dia...
visita mi blog:
elamortodolovale.blogspot.com
yo ya te sigo...
besooss

Rommi* dijo...

OH OH OH OH OH :O
¡Por Dios! las cosas se pusieron hot! jajajaja :D pero tenia que salir Isabel a interrumpirlo todo ¬¬' que rabia! jajaja
Y Roberto que luego les pregunta que estaban haciendo en la cueva! jajaja que chistoso :D aunque no se si Jaime le mintió porque le dio vergüenza o porque no quiso que se enteraran de lo que había pasado :O espero que sea la primera :D
"... ¿Cogerla y abrirle un ojo para ver cómo lo tiene?" JAJAJAJAJA :D se me salio una carcajada jajajajaja :D que risaaaaaaaaaa! jajaaj buenísimo!
con lo de la película porno también me rei! jaja :D
Puchaa! ya quiero saber que fue lo que pasó a mediados de Agosto! D: ¿Algo bueno o malo? aaaaah!

Un beso hermosa, esto cada vez se pone mejor!

Albitaa !. dijo...

Muchas gracias Luz! ^^

Rommi: ajajajaja si, se pusieron hot :$
Siempre fastidiando ¬¬ jajaja ;)
Jajaja pues es para que no se enteraran.. ;)
Jajajajajaja :D
Pronto lo sabraas... :P
Un besazo

Adina dijo...

Holasss!!!
Priimeroo queriaa decirte quee estaa historia me suenaa de algo ii nuse de quee.. ii tee puedo jurar que noo lei los cap 2 veces pa decir ostia me suena.. peroo nuse.. algo me da que la vi en otroo blog :)
uenoo el casoo esuqe me gusta.. igualq ue la 1 vex que la leii..ii nada.. aver que pasa... :) unebsoo ;)

Candela Lobo Welsh ★ dijo...

Hola! Descubrí hace poco tu blog y la verdad es que me encanta la historia! Me gustaría que me avisases para el próximo capi :P
Yo también estoy escribiendo una historia, y me gustaría que te pasaras:D
Te sigoo:)
Un besito desde http://becausenowitstoolate.blogspot.com/
Te espero!

Caami *,* dijo...

Ahhh! D: quiero seguir leyendo, publica pronto por favoor ! ... te espero en mi blog (: